martes, 13 de septiembre de 2011

¿Por qué decimos que Jesús es el Cordero de Dios?:

Jesús y la Biblia


En el libro del Apocalipsis, Cristo resucitado es representado con los rasgos de un cordero degollado Ap 5,6.12; 13,8 Ap 7,14; 12,11., pero vivo y glorioso: Ap 5,8.13; 7,9s; 14,1.

Él conduce el combate y libera al pueblo de Dios con la fuerza de un león: Ap5,5; 17,14.

Esta imagen está tomada de la literatura apocalíptica (Henoc) que coloca al frente del ejército no una bestia poderosa sino un cordero. El Cordero es el señor de la historia: Ap 6,1.16s; 14,10, e invita a los hombres a seguirle: Ap 7,17; 14,4; 15,3, hasta el día de sus bodas: Ap 19,7.9; 21,9.

Cristo ha sido considerado ya como el Cordero pascual que rescata a los hombres con el precio de su sangre: Ex 12,5.13 Jn 16,36 1Cor 5,7, ya como el que lleva a su cumplimiento la figura profética del siervo de Yahvé, cordero mudo que va al sacrificio:Is 53,7 Hech 8,32.

Según el evangelio de san Juan (Jn 1,29), Juan el Bautista presenta a Jesús como el Cordero que quita el pecado del mundo.


¿Qué es el anticristo según la Biblia?:
La palabra está formada por anti=contra y Jristos=Cristo.

La palabra aparece en las epístolas de san Juan en las que se designa tanto a los cristianos apóstatas: 1Jn 2,18, como a un personaje misterioso que se oculta tras ellos: 1 Jn 2,18.22; 4,3; 2 Jn 7.

Con este término se refiere a unas fuerzas hostiles a Dios, que actúan desde el principio del mundo: Jb 9,13; Sal 74,13; Salm 89,10ss; Is 51,9. Se manifiesta de manera más especial en el tiempo del fin: Ez 38-39.

Este personaje se recoge de los mitos persas y babilónicos del combate entre los dioses y los monstruos.

En el Nuevo Testamento esta personificación recibe varios nombres: falsos cristos y falsos profetas: Mt 24,24 Mc 13,22. el impío por excelencia, el Hijo de perdición por excelencia, el Adversario: 2 Tes 2,3-8, las dos Bestias: Ap 13

La personificación del anticristo debe manifestarse sólo al final de los tiempos, es supratemporal: 2 Tes 2,3-12, aunque actúa por sus intermediarios; no debe ser considerada encarnada en tal o cual personaje histórico, pero permite designar con ella a los hombres que se oponen a la implantación del reinado de Cristo: 1Jn 2,18-22; 4,3; 2 Jn 7 y saber que será vencida en el último día: 2 Tes 2,8.


¿Tuvo Jesús hermanos y hermanas?
El Nuevo Testamento señala la existencia de hermanos y hermanas de Jesús, entre ellos Santiago y José, Judas y Simón: Mt 13,55ss y Mc 6,3. No fueron discípulos de Jesús durante su vida terrestre: Mc 3,31-35 Jn 7,3-10 ver Jn 2,12. Después de Pascua, entran a formar parte de la comunidad de Jerusalén y entonces son llamados "hermanos del señor": Santiago que tuvo una aparición del resucitado es su jefe: Hech 1,14 1Cor 9,5 15,7 Gál 1,19.

La expresión no indica necesariamente que eran hermanos carnales, teniendo en cuenta la costumbre oriental que da este apelativo a los parientes más lejanos: Gén 29,12.

Santiago y José son, al parecer, hijos de una María distinta de la madre de Jesús: Mt 27,56; Mc 15,40; Jn 19,25.
(c) 2009 - BUZÓN CATÓLICO www.buzoncatolico.es Quedan todos los derechos reservados
Imprimir esta página
Publicar un comentario en la entrada